Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositoriodigital.uns.edu.ar/handle/123456789/2867
Título : La tribu de mi calle
Autor(es) : Hernandorena, Agustín
Palabras clave : Poetas mateístas; Bahía Blanca (pcia. Bs. As.) Argentina; Militancia política; Periódico "La Nueva Provincia"; Reapropiación política; Espacio público; 1985-1994
Fecha de publicación : 2015
Editorial : Hemisferio Derecho.
Universidad Nacional del Sur. Departamento de Humanidades.
Referencia bibliográfica : Hernandorena, A.(2015) La tribu de mi calle. En: V Jornadas de investigación en Humanidades. Noviembre, 2013. Bahía Blanca, Argentina. Disponible en: http://www.jornadasinvhum.uns.edu.ar/files/5JIeHVol06.pdf
Resumen : El grupo Poetas mateístas asume una postura intervencionista del espacio público que surge de su concepción del arte que reclama una reapropiación política de la ciudad. Las primeras pintadas se realizan en el año 1985, en plena primavera alfonsinista, y la última intervención pública corresponde a 1994, sobre el ocaso del primer mandato menemista. El grupo estuvo conformado por poetas: Marcelo Díaz, Sergio Raimondi, Omar Chauvié, Fabián Alberdi y artistas visuales: Silvia Gattari, Sergio Espinoza, César Montangie, Alicia Antich, entre otros. La intervención mateísta está, por un lado, ligada al auge de la militancia política durante los años ochenta en clara relación con la reapertura democrática y, por otro, en un evidente gesto de rompimiento con el modo tradicional de circulación de la poesía. Las poesías mateístas están acompañadas por la imagen y por el slogan (como “poesía es salú” o “tómese una poesía”). Frente al dominio lingüístico de la dictadura, se reapropian del lema militar “silencio es salud” para resignificarlo, un retrueque para dar cuenta del carácter público de la sanidad. La poesía reafirma su identidad popular, se potencia y gana un lugar en la ciudad. Retoma las calles como un modo de refundar el debate o de poner en escena la expresión máxima de su carácter: lo público. En esa apuesta radica el impulso que cobra la poesía, sale de los cenáculos/claustros que la manipulan y controlan, para tomar vuelo en las paredes de una ciudad. Este trabajo pone en funcionamiento un recorrido lingüístico/visual, en primera instancia, por una selección de murales, algunos de los más representativos del grupo y, además, por una selección de “Matefletos”, panfletos mateístas, obras e intervenciones, que proponen una relación política con el espacio público de la ciudad, con el objeto de poner en evidencia la importancia de este grupo artísticointervencionista en la ciudad de Bahía Blanca como una voz contrahegemónica en los albores de la posdictadura.
URI : http://repositoriodigital.uns.edu.ar/handle/123456789/2867
Aparece en las colecciones: Reuniones científicas

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Hernandorena, Agustín. La tribu de mi calle.pdfDocumento de conferencia171,15 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir