Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositoriodigital.uns.edu.ar/handle/123456789/1982
Título : El clima urbano costero de la zona atlántica comprendida entre 37º 40º y 38º 50' S y 57º y 59º W
Autor(es) : García, Mónica Cristina
Palabras clave : clima urbano; zonas costeras; CLIMATOLOGIA GEOGRAFICA
Fecha de publicación : 2009
Resumen : El incremento de población en las ciudades y las costas resulta un fenómeno de alcance mundial. Por primera vez en la historia, más del 50 % de la humanidad vive en ciudades y la mitad de ella, en ciudades costeras, debido a la atracción creciente de las áreas litorales. Un efecto del desarrollo urbano y de la localización de una ciudad en el borde costero, es el clima particular que se genera. Este clima urbano costero es el resultado de un doble impacto sobre las condiciones de tiempo y clima: por un lado, la influencia urbana, que modifica diversos parámetros meteorológicos y por otro, la interacción mar-atmósfera-continente, que provoca el fenómeno de brisas costeras y la acción moderadora del mar sobre las temperaturas, entre otros. Son muy escasos los trabajos acerca de las características climáticas de la ciudad de Mar del Plata y casi nulos sobre la ciudad de Necochea-Quequén, a pesar de su importancia turística o demográfica en el país. Así, el objetivo general del presente trabajo de tesis, fue caracterizar el clima urbano costero atlántico entre 37 40 y 38 50 S y 57 00 y 59 00 W. Para lograr los objetivos propuestos, se utilizaron diversas técnicas para la obtención y procesamiento de los datos. El método de trabajo utilizado y sus principales resultados fueron detallados y/o discutidos en cada capítulo que conforman esta tesis. La hipótesis central sostiene que Los climas urbanos costeros que se originan en Mar del Plata y Necochea-Quequén tienen una fuerte influencia marina y presentan algunas diferencias que, más allá de las desigualdades en morfología urbana y magnitud poblacional, se vinculan a condiciones de sitio y exposición oceánica. Las características climáticas de estas ciudades resultan representativas del clima templado con influencia oceánica y por su localización geográfica presentan frecuentes variaciones de sus condiciones de tiempo. Los resultados demostraron que el clima de Mar del Plata es más oceánico y el de Necochea-Quequén, oceánico en transición hacia el subcontinental. Sus temperaturas son moderadas y con diferencias térmicas medias de 0,8 C superiores en Necochea-Quequén. Las lluvias anuales medias fueron iguales o superiores a 900 mm. Los vientos promedios no superaron los 15-25 km/h, siendo más intensos en estas últimas ciudades. Las velocidades de viento urbano en Mar del Plata demostraron la influencia de la rugosidad urbana, ya que se decrecieron entre 20 a 40 % entre la costa y el interior de la ciudad. Las brisas de mar predominaron en verano y primavera, se iniciaron entre las 13 y 18 horas y presentaron velocidades medias de 10 km/h. En Necochea-Quequén, las velocidades medias de las brisas de mar fueron de 17 km/h y comenzaron entre las 11 y las 15 horas. En ambas ciudades, la duración media, el descenso térmico y la humedad relativa tuvieron comportamientos similares a otros citados en estudios locales o extranjeros. Las sudestadas y tormentas constituyen un fenómeno meteorológico recurrente en el área. Se observó una media de 2,2 sudestadas al año, 38,1 % de ellas muy fuertes, con vientos superiores a 75 km/h. Una de cada cuatro, superó los 100 mm. En las tormentas, se observó una media de 5,4 y 3,6 episodios al año en Mar del Plata y Necochea Quequén, respectivamente. Predominaron en verano y un 8 % de éstas fueron severas. Aproximadamente un 15 % de las tormentas totales presentaron lluvias de 100 mm y vientos superiores a 100 km/h. Las intensidades de las islas térmicas fueron mayores en Mar del Plata como era esperable, en función de su García, M. C. El clima urbano costero de la zona atlántica VI mayor magnitud poblacional y extensión espacial, donde alcanzaron valores de LT urbano-costeras entre 2 y 8,5 C, en diferentes momentos del día, según la estación del año. En Necochea-Quequén, las islas de calor urbano detectadas fluctuaron entre 1,5 y 5 C, según el período diario y estacional considerado. Para evaluar el confort bioclimático urbano, se aplicaron diversos índices de calor. De acuerdo con ellos, un 30 y 40 % de las horas del día, presentaron condiciones de agobio y desconfort térmico, disminuyendo con el ingreso de la brisa marina. En invierno, se calculó la sensación térmica de frío, en relación al viento. El factor de enfriamiento osciló entre 0,6 y 2 C en Mar del Plata y entre 1 a 5,7 C en Necochea-Quequén, con sensación térmica cercana a -10 C con vientos de 20 km/h. Ambas ciudades presentaron desconfort matutino en varios sitios urbanos, por influencia de la temperatura y la humedad, que se disminuyeron o acrecentaron a lo largo del día, por otros factores climáticos o geográficos. Se resaltó en las ciudades estudiadas, la necesidad de mantener y acrecentar el arbolado urbano, por sus múltiples beneficios para mitigar el desconfort estacional. La percepción colectiva sobre los elementos climáticos en Mar del Plata y Necochea-Quequén (incluida en Anexo 1) demostró diverso grado de desconocimiento de los habitantes acerca del clima de su ciudad, especialmente en el monto y recurrencia de las precipitaciones y en los eventos extremos de viento. Las lluvias intensas y vientos muy fuertes, fueron más frecuentemente citados como problemas ambientales ligados al clima. Si bien no se distinguieron condiciones en Mar del Plata y Necochea-Quequén que justificaran una neta diferenciación en sus climas urbano-costeros, se observaron algunas discrepancias en la evolución temporal de las temperaturas urbanas, en la distribución mensual de las precipitaciones, en la frecuencia de tormentas, en las rosas de frecuencias y dirección de los vientos locales, en la localización e intensidad de las islas de calor, en el confort y desconfort estival e invernal, entre otras cuestiones, como resultado de las diferentes condiciones de sitio o emplazamiento de las ciudades y la influencia oceánica que reciben. La relevancia social y económica del fenómeno urbano actual, las modificaciones climáticas en el interior de la ciudades costeras por las actividades humanas y su incidencia sobre el confort y bienestar en Mar del Plata y Necochea-Quequén, explican la importancia de los resultados de esta tesis doctoral. Su carácter de pioneros les confiere una mayor relevancia y constituyen un aporte geográfico al conocimiento del clima urbano costero de estas dos ciudades del sudeste de la provincia de Buenos Aires.
URI : http://repositoriodigital.uns.edu.ar/handle/123456789/1982
Aparece en las colecciones: Tesis de postgrado

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Tesis Garcia, resumen-abstract.pdfTesis de Doctor en Geografía - Resumen-Abstract51,41 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir
MCG_ Tesis___Referencias.pdfTesis de Doctor en Geografía - Bibliografía281 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir